Pasos para el cuidado de la PrEP


La PrEP es un medicamento recetado que una persona VIH negativa toma para prevenir infecciones en caso de que entren en contacto con el virus. Es altamente efectivo cuando se toma según como recetado y puede ser utilizado por todos los géneros y todos los sexos para protegerse durante el sexo vaginal, frontal o anal o al compartir agujas.

  • Comienza la PrEP: Ve a un médico para obtener la receta y los análisis de sangre. Verás a un médico cada 3 meses mientras estés tomando la PrEP para asegurarte de que te mantengas VIH negativo, tratar cualquier enfermedad de transmisión sexual y apoyarte el la decisión de continuar tomando la PrEP. La PrEP no está disponible en los mostradores.

  • Habla con tu médico: Si puedes hablar sobre la PrEP con ellos y están dispuestos a resetearlo, ¡que bueno! Si no saben acerca de la PrEP y están dispuestos a recetar, pueden leer el guia federal de la PrEP o llamar a la PrEPline, la linia nacional para medicos. Si se niegan a recetar la PrEP, ingresa tu código postal en nuestro directorio o comunícate con un servicio de la PrEP en línea.

  • Haz tus análisis: En tu primera visita médica de la PrEP, tu médico debe preguntarte sobre tus objetivos para la prevención del VIH y tu capacidad para tomar la PrEP; hacer exámenes de rutina para VIH, ETS y salud renal; proporcionar una receta; y ojala trabajar contigo para cubrir los costos.

  • Cómo cubrir los costos: Si tienes cobertura de salud, la mayoría de los seguros cubren la PrEP. Sin embargo, consulta tu plan para ver cuáles son tus copagos y costos deducibles (costos de bolsillo). Si tus costos de bolsillo son altos, comunícate con varios programas de asistencia para ayudarte a cubrir esos costos. PleasePrEPMe puede ayudar a explicar esto con más detalle. También si no tienes seguro, todavía puedes obtener la PrEP a través de algunos de estos programas de asistencia.

  • Mantente al día de tu atención médica mientras tomas la PrEP: Estar tomando la PrEP significa consultar a un médico cada 3 meses, hacerte análisis de sangre de rutina y llenar tu receta de la PrEP regularmente a tiempo. También significa asegurarte de volver a aplicar a los programas de asistencia a tiempo si los estás usando.

  • Posible exposición al VIH: Si actualmente no estás tomando la PrEP pero crees que has estado expuesto al VIH en las últimas 72 horas, te sugerimos que busques servicios de la PEP. La PEP es un tratamiento de pastillas de 28 días que se puede tomar dentro de las primeras 72 horas después de una posible exposición al VIH. Puedes obtener la PEP comunicándote con tu médico o acudiendo a una sala de emergencias o atención de urgencia local. PleasePrEPMe también te puede dar más información sobre la PEP.